Que Hacer En Bonito - Brasil Turismo (Destinos)


La selva oprime el corazón humano por todo lo que no llega a entender.  Es que asimilar el equilibrio del caos parece tarea de dioses y no de mortales.  Pero Bonito, en el Mato Grosso do Sul en el Brasil,  es un lugar que parece diseñado para que las personas comprendan al menos un poco la fuerza oculta entre la densidad de lo verde.

Bonito es un municipio con más o menos 20.000 habitantes, los bonitenses, quienes se ven a sí mismos como los guardianes de un de los lugares más bellos de la Tierra, donde la selva quiso que el ser humano conviviera con ella.

Paisajes naturales únicos, ríos cristalinos, cascadas y una fauna inverosímil son algunos de los atractivos que hacen que miles de personas lleguen cada año a ese recóndito municipio a olvidarse de los avatares del mundo y a reencontrarse con sí mismas.

Son tantas las actividades de turismo que pueden hacer quienes tengan la dicha de visitar este paraíso sudamericano, que es necesario crear una guía de posibilidades. A continuación, las mejores cosas para hacer en Bonito.

Cascada Ceita Coré

Un día entero en la hacienda Ceita Coré es una experiencia que no se olvida. Los visitantes podrán ver las cascadas más bellas de la región, disfrutar de un delicioso almuerzo y entrar en contacto con la naturaleza de una forma sorprendente.

Gruta del Lago Azul

El tour comienza en los hoteles de bonito, donde son recogidos los turistas para llevarlos al área del lago Azul. Desde allí inicia una caminata hasta la entrada de la caverna junto a guías que van explicando cada detalle de la flora y la fauna.

Una vez en la puerta de la caverna, lo que queda es descender.  La noción de azul que llevaban en sus mentes los turistas será trocada por una mucho más intensa. El paisaje subterráneo que verán será algo nuevo para su entendimiento.

Cascada Boca da Onca Ecotour

Un viaje de cinco horas lleva a senderos de película en medio de la más densa naturaleza. El resultado es poder disfrutar de poderosas cascadas y piscinas naturales de aguas impolutas. Allí está la cascada más alta del Mato Grosso do Sul: Boca da Onca, con 156 metros de altura.

Este es un festín para las ganas de aventura. Los turistas pasan el día recorriendo lugares inesperados y zambulléndose en aguas preciosas cada vez que el calor hace la invitación. Además, el tour a la cascada de Boca da Onca permite la práctica del rapel desde una estructura de ensueño para los amantes de lo extremo.

La gruta de San Miguel

Esto es explorar una de las cavernas más antiguas de la Tierra y maravillarse con formaciones geológicas que se burlan del entendimiento.

Antes de descender, hay que escuchar una breve introducción y hacer una caminata durante la cual se observan aves de todo tipo y otros animales salvajes. También hay que cruzar un puente colgante de 200 metros y pasar por un pozo con esculturas naturales de 600 millones de años. Entonces comienza el contacto con la cueva y sus formaciones colosales.

Buraco das Araras

Esta excursión lleva a un valle originado por el desmoronamiento de una caverna. Se trata de un ecosistema completamente único en el que conviven numerosas especies de aves, pero principalmente guacamayos.

Este fenómeno natural es tan raro que solo que sabe de otros cinco más o menos parecidos en todo el mundo.

Arborismo en Cabanas

Este tour permite caminar y deslizarse sobre las copas de los árboles, una actividad que entraría en la categoría de “ver para creer” si no se estuviera popularizando.

Los turistas deben pasar por puentes colgantes, troncos suspendidos y tirolesas. Siempre irán acompañados de un guía experto que garantizará la seguridad. En cada tramo aumenta la intensidad, y al final ocurre lo mejor en una tirolesa acuática en el río Formoso.

Cuatriciclo – Trilha Boiaderia

Esta es una aventura extrema y a la vez completamente segura para ver la fauna de la región. Se trata de un tour en cuatriciclos de 420cc que recorre un sendero en medio de la vegetación a través de un montón de obstáculos.

Un guía experimentado va explicando todo el camino mientras la adrenalina aumenta. El tour usa el camino por el que aún los arrieros mueven el ganado.

Boia Cross - Parque Ecologico Rio Formoso

El tour permite recorrer los rápidos del río Formoso en flotadores individuales a través de la densa selva.  Pero además de la aventura en el río, este paseo ofrece la oportunidad de disfrutar de una laguna con botes de pedal, stand up paddle, kayak, tirolesa, trampolín, Sleck line y otro montón de actividades sin ningún costo adicional. Eso hace que de esta opción una de las más solicitadas por los turistas.

 

Un día en el Balneario do Sol

Diversión total en los márgenes del río Formoso. He aquí la oportunidad de nadar entre maravilloso peces autóctonos como pirapatangas, curimbas y dorados. Además hay hermosas cascadas como telón de fondo.

El balneario tiene todo para la comodidad. Pero además un montón de actividades para toda la familia como tirolesa, trampolín, billar, piscina natural, ping-pong, metegol, ajedrez gigante, asadores y canchas de vóley y fútbol.

Snorkel y flotación en el río Sucurí

Tras un viaje en barco de casi 2 kilómetros por el río Sucurí, considerad un de los ríos con las aguas más cristalinas de Brasil, se llega al lugar perfecto iniciar para el snorkle.

Lo curioso es que el camino de vuelta se hace flotando o nadando con un snorkle para ver la fauna y la vegetación mientras la corriente del río regresa a las personas al lugar donde partieron en barco. Dos experiencias diferentes en un mismo camino.

Snorkel y flotación en el Río da Prata

Este es uno de los paseos más famosos de Bonito. Durante cinco horas, los turistas experimentan la belleza total de los bosques de forma frontal. La flora y la fauna en todo el esplendor de sus colores. 

Es una aventura de varios tramos en las que hay un acuario de aguas cristalinas para meterse y hasta un lugar llamado Olho D'água para dejarse maravillar con un efecto visual sin comparación.

Buceo en la Laguna Misteriosa

El mundo pintado de azul e igual de transparente como la superficie. La Laguna Misteriosa tiene una profundidad de 220 metros, al menos de forma estimada porque aún nadie le ha encontrado el fondo.  Esta es una aventura para olvidar al resto del mundo.

Cuando se llega a Bonito, la primera impresión que se tiene es que el nombre le combina al lugar. Pero cuando ya toca irse, y se ha disfrutado de al menos un poco de todo lo que en este texto hemos descrito, la sensación es más bien de haber estado ante algo extraordinario.